¿Perro Caliente?

En esta época de verano, usted todavía puede divertirse con su perro y ser consciente de las temperaturas cuando el termómetro empieza a subir.

Los perros no se refrescan de la misma manera que nosotros lo hacemos. Ellos no sudan (excepto las almohadillas de sus patas); sino que jadean .Debido a que sus sistemas de refrigeración son ineficientes, es más probable que se sobrecalienten. Todo lo que restringe el flujo de aire, áreas congestionadas (calientes) y la respiración (collares apretados, bozales) puede causar que un perro se sobrecaliente rápidamente.

Acá le damos algunos consejos:

  • Mantenga agua fresca disponible. Traiga una botella con agua para su mascota y una taza cada vez que salga de la casa. Anime a su perro a beber a menudo.
  • Nunca deje a un perro en un carro en verano – incluso con las ventanas abiertas.
  • Otras áreas cerradas pueden ser tan peligrosos como un carro. No deje a su perro en la tienda de campaña ya que puede llegar a ser tan caliente bajo el sol como en un carro cerrado.
  • Llene dos o más botellas de 2 litros con agua y congélelas. Usted puede poner en el cajón o jaula de su perro mientras viaja por un refrescamiento rápido y usar el agua fría derretida para beber. También puede utilizar alfombras o esteras de enfriamiento para perro.
  • Debe decidir conscientemente cuándo su perro ya ha tenido suficiente actividad física. Haga que se acueste con frecuencia para tener descansos de enfriamiento, incluso si parece estar listo para jugar todo el día.
  • Si su perro está demasiado caliente, un chorrito rápido con una botella de spray llena de agua o una manguera podría ayudar a mantener fresco a su perro.
  • Use ventiladores portátiles con baterías para mantener el aire circulando por encima de su perro y proporcionar una brisa fresca (mantenga el ventilador lejos de las narices de los curiosos).

La deshidratación ocurre cuando su perro no está recibiendo suficiente agua. Usted puede consultar con una prueba de presión simple de la piel sobre los hombros o los labios. Tire de la piel suelta entre dos dedos. Si no se ajusta en su lugar de inmediato sino que parece que se “derrite” de vuelta, está deshidratado.

Los signos de agotamiento por calor incluyen: encías enrojecidas, jadeo excesivo, con aspecto cansado, deshidratación y sed excesiva. Enfríe a su perro con un spray de agua o toallas frescas en la cabeza y el pecho, y dele suficiente agua.

Los signos de un golpe de calor incluyen encías pálidas, letargia, deshidratación extrema y una temperatura muy alta. Si nota estos signos, ¡es una emergencia! Lleve a su perro a un veterinario inmediatamente.

¡Qué se diviertan, pero cuidado con los fuertes días de verano!

Fuente: TheDogDaily

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
Add to cart