Lenguaje Corporal del Gato: La Cola

LA COLA ES UN ELEMENTO FUNDAMENTAL PARA ENTENDER LA COMUNICACIÓN CORPORAL DEL GATO.

La cola alzada suele significar que el gato está contento o interesado por algo, incluso utilizarlo como gesto de saludo. El gato mueve la cola contra el suelo bruscamente cuando está enfadado y la gata en celo tiene una manera peculiar de poner la cola cuando está lista para ser apareada.

La cola del gato, además de ser un órgano indispensable para el equilibro, es utilizada como elemento de comunicación. Los gestos más habituales que los gatos hacen con su cola y su significado son:

  • La cola alzada: suele ser gesto de saludo o de estar contento.
  • Cola alzada en posición vertical: si la cola del gato apunta hacia el cielo mientras camina, suele significar que está contento y seguro. La cola puede estar completamente recta o con la punta doblada, en ambos casos suelen ser señales amistosas. También puede acompañarse con un pequeño movimiento que denota curiosidad. El gato suele adoptar estas posturas cuando le interesa algo, observa algo que le es agradable o en señal de saludo. Para asegurarse es importante ver el resto de su lenguaje corporal: cómo está caminando, cómo mira, si nos da golpecitos con la cabeza, etc. La cola contra el suelo va acompañada de movimiento cuando significa enfado.
  • Cola semi alzada en posición vertical: cuando el gato no tiene totalmente alzada la cola y la tiene inmóvil suele denotar seguridad. Si la mueve ligeramente de un lado a otro es que está pendiente de algo. Suelen hacer esta postura cuando van a tomar una decisión, del tipo ir a un lugar o ponerse a jugar.
  • Cola contra el suelo: si el gato tiene la cola inmóvil pero de vez en cuando mueve su punta, puede estar ligeramente irritado o también se encuentra en estado pensativo, de indecisión. Pero si su movimiento es más brusco, es una señal de enojo. Cuanto más brusco es el movimiento, llegando a dar golpes con toda la cola, ya es señal de enfado completo y posible ataque o huida.
  • Cola baja y entre las piernas: si el gato tiene la cola baja, puede ser un signo de sumisión. Si además la coloca entre sus piernas, el gato tiene miedo. El gato se eriza cuando está asustado o va a atacar.
  • Cola erizada: cuando el gato se eriza, es que algo anda mal. Si su cola está completamente estirada y erizada, es una posición principalmente de intimidación y enfado. Si además arquea la cola, está preparado para atacar a la mínima provocación. Este arqueo de la cola lo suele acompañar con un arqueo completo del cuerpo.
  • Cola contra el lateral del cuerpo y bastante rígida: un gesto que las gatas en celo hacen en el período en el que están dispuestas a ser apareadas es que ponen su cola contra el cuerpo, casi completamente rígida. Este movimiento suele ir acompañado de otros gestos propios del celo de la gata.

Insistimos en que las pistas sobre comunicación corporal de cada una de las partes del cuerpo del gato no pueden analizarse por sí solas, sino que el conjunto de señales dan más pistas sobre qué estado de ánimo tiene el gato en ese momento.

Fuente: CosasDeGatos.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
Add to cart